domingo, 12 de septiembre de 2010

Diabetes y salud mental

La estrecha relación entre cuerpo y mente provoca en el caso de la diabetes, que las personas afectadas, padezcan complicaciones mentales, tales como, depresión o angustia. En gran medida los problemas mentales de los diabéticos, es debido a la no aceptación de la enfermedad, tanto del enfermo como del grupo familiar, ya que no es fácil aprender a convivir y asumir las responsabilidades, hospitalizaciones por ejemplo, es fundamental la participación activa del paciente en el control de su enfermedad, las inyecciones diarias de insulina y su dieta estricta entre otros.

La dificultad para mantener el control de la enfermedad, contribuye también al desarrollo neurótico de la personalidad, hay muchos pacientes que tienen tendencia a la inestabilidad emocional, la irritabilidad, o bien actitudes de soledad y desesperanzas, las situaciones estresantes producen fluctuaciones de los valores de glucosa, este cambio es de mayor magnitud en los diabéticos, que en las personas no diabéticas.

Aceptar la enfermedad cobra especial relevancia entre los adolescentes, estos reaccionan en forma de reveldía ante la situación que les ha tocado vivir, al no poder llevar el mismo nivel de vida que el resto de los chicos, algunos hasta dejan el tratamiento y esto lleva a consecuencias terribles e irreversibles, como problemas de crecimiento, vasculares y oculares. También puede llevar al abandono personal, abandono que a veces encubre una conducta suicida. En los adultos lleva a tener problemas en la relación de pareja, debido a las alteraciones sexuales que provoca la diabetes.
Los principales trastornos psiquiatricos que pueden sufrir las personas que padecen diabetes son: dificultad para concentrarse, inestabilidad emocional, trastornos de ansiedad, crisis de angustia con miedo extremo sin causa que lo provoque, depresión, trastornos amnésicos y psicóticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada